Un nuevo estudio de la NASA sostiene que antes de 300 millones de años se habrán esfumado los famosos anillos del gigante de gas.

Anillos de Saturno

Los datos que enviaron las sondas Voyager 1 y 2 de la NASA cuando se aproximaron a   Saturnoen 1980 y 1981 respectivamente llevaron a algunos expertos en ciencias planetarias a sospechar que el gigantes de gas parecía estar perdiendo sus característicos anillos. Pues bien, un nuevo estudio de la agencia espacial estadounidense no solo ha confirmado aquella hipótesis, sino que ha permitido averiguar que estos se están esfumando a la velocidad que estimaba el peor de los escenarios previstos por los investigadores. En un comunicado, estos indican que se están viendo arrastrados por la gravedad del planeta y la influencia de su campo magnético, lo que origina una lluvia de partículas de hielo, del que están compuestos en buena parte.