Un equipo de científicos de la Universidad Nacional de La Plata intenta combatir, sin insecticidas, a una de las plagas más peligrosas que afecta a los cultivos de tomate del cinturón hortícola de La Plata. En la nota, más información.

descarga (1)

Según las investigaciones de la UNLP, una avispa que habita la región puede ayudar a erradicar a la polilla del tomate, un agente parásito de enorme poder destructivo en este tipo de plantaciones. Se buscará eliminarla utilizando organismos – insectos, hongos o bacterias- que comen o enferman a especies que se convierten en plagas.

El proyecto se desarrolla en los laboratorios del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE), dependiente de la UNLP y del CONICET. Cabe destacar que, actualmente, a esta plaga del tomate se la combate, casi exclusivamente, utilizando plaguicidas neurotóxicos y reguladores del crecimiento.

María Gabriela Luna, una de las investigadoras que lleva a cabo el proyecto, explicó que se encuentran estudiando a algunos insectos, tales como pequeñas avispas o chinches, que parasitan o se comen los huevos o larvas de la polilla del tomate. En este sentido explicó que «esta plaga es difícil de controlar con medios convencionales por su hábito minador, ya que se alimenta dentro de las hojas, los frutos y los tallos».