Viewing posts from : febrero 2020



En el marco del Día Internacional de la Mujer 2019 reunimosmás de 50 perfiles de #GrandesMujeres de la ciencia y la tecnología. Ellas son mujeres que lideran y trabajan en áreas en STEAM* y emprendedorismo, con el objetivo de descubrir talentos de toda la Argentina

Este micrositio reúne los perfiles de mujeres que lideran y trabajan en áreas en STEAM y emprendedorismo, con el objetivo de descubrir talentos de toda la Argentina. Estas mujeres, curiosas y creadoras de conocimiento, comparten sus experiencias y mensajes inspiradores a través de textos, imágenes y audios, con el objetivo de motivar a las próximas mujeres argentinas en ciencia y tecnología.

Más de 40 becarias e investigadoras del CONICET, a través del programa Voc.Ar y mujeres que trabajan en organizaciones aliadas de Chicas en Tecnología compartieron sus voces. Ellas son de diferentes ciudades del país, realizan investigaciones en tecnología y ciencias como ingeniería, matemática y programación.

Necesitamos seguir visibilizando a nuestras mujeres argentinas líderes en STEAM y emprendimientos de todo el país para inspirar a la próxima generación de innovadoras en ciencia y tecnología.

Vos también podés ser parte de esta misión invitandolas a paneles, eventos, notas y otras oportunidades. Si querés postular a una mujer que te parece que debería estar en este micrositio, escribinos con el asunto “Mujeres en STEAM” a hola@chicasentecnologia.org

Ver más:

https://proyectos.chicasentecnologia.org/mujeresensteam/

Alex Beard recorrió varios países para encontrar las ideas más novedosas en el campo de la educación.

Alex Beard era maestro en una escuela en el sur de Londres hasta que, después de un tiempo de sentirse estancado en su oficio como profesor, decidió partir en búsqueda de nuevas alternativas.

Y ese viaje, que incluyó más de 20 países, le sirvió a Beard para encontrarse con escuelas que incuban los principales métodos para afrontar los retos que presenta el siglo XXI.

Su recorrido terminó en el libro «Otras formas de aprender» (Natural Born Learners), en el que no solo recoge los ejemplos más destacados sino también reflexiona sobre lo que tal vez son los temas más importantes que afrontará la educación en las próximas décadas.

«La creatividad, la capacidad de resolver problemas y la importancia de los maestros son los grandes desafíos de las escuelas. Y todo esto, envuelto bajo la gran incógnita de cómo manejar las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial», señaló.

Esta es la entrevista de Beard con BBC Mundo con motivo del Festival Hay en Cartagena.

¿Cuáles son los peores errores que se están cometiendo en educación estos días?

Es una buena pregunta, que nos tenemos que hacer con urgencia. Mira, yo comencé como maestro en una escuela del sur de Londres, en Kent Road -que, para que te des una idea, en el juego Monopolio es la propiedad más barata- y ahí me golpeó el hecho de que enseñaba con los métodos que utilizaba Sócrates en el ágora hace unos 2.000 años a unos niños que tenían sus celulares y vivían en el futuro.

Creo que ese es el mayor error que estamos cometiendo actualmente: las escuelas se quedaron en el pasado y, bajo estos métodos caducos, nos pasamos 12 años dentro de las aulas, por lo que es muy difícil cambiar nuestras ideas sobre cómo debe ser la escuela.

El segundo reto que afronta la educación de hoy es que no sabe con claridad en qué debe enfocarse, en qué debe centrarse teniendo en cuenta el futuro. Cuando me veo de nuevo en un aula de clases, me veo como un profesor que entrena a los niños para que superen un examen.

Para que saquen una nota aceptable, que es lo que necesitan, si hablamos en términos prácticos, para pasar de grado en el colegio.Image caption»Las escuelas está viviendo en el pasado y bajo estos métodos nos pasamos 12 años dentro del colegio, por lo que es muy difícil cambiar nuestras ideas sobre cómo debe ser la enseñanza».

Y eso no tiene nada que ver con formar profesionales del futuro…

Exactamente, los estamos entrenando para empleos y oficios que en el futuro van a poder hacer los robots. Me queda claro que no los estoy preparando para nada de lo que viene. Y el error que estamos cometiendo es que ponemos mucha de esa culpa en los maestros.

Lo que creo que debemos hacer es convertir al maestro o maestra en una de las personas más importantes de la sociedad. Porque al final son ellos los que van a moldear nuestra creatividad, nuestra cohesión social, los que van a sentar las bases que lleven a crear una economía fuerte y sostenible.

Debemos esforzarnos por darles autonomía y fortalecer su profesionalismo, en vez de culparlos porque las generaciones más jóvenes no dan la talla.

En ese sentido, ¿qué habilidades deben enseñar los maestros en las aulas para afrontar el futuro?

Creo que los niños requieren tres cosas. La primera es aprender a pensar, pero de una manera acorde a los retos del futuro. Deben pensar de forma crítica sobre el mundo, sobre el rol que quieren ejercer a partir de un conocimiento profundo de ellos mismos.

Lo segundo es aprender a actuar, pero especialmente cómo ser unas personas creativas. Ahora estamos afrontando retos inmensos en cuestiones ambientales, el aumento de la desigualdad, un escenario donde los trabajos actuales serán reemplazados por máquinas… Así que allí vamos a necesitar que los niños desarrollen a fondo su creatividad.

Y eso significa que los niños no solo deben aprender a ser creativos, sino también a trabajar, con la ayuda de las nuevas tecnologías, en conjunto con otras personas.Image caption¿Los maestros serán reemplazados por robots? Beard cree que no será así.

Y lo tercero, aplicar esa creatividad en la resolución de problemas que afronta el mundo moderno. Para cuidarse a ellos mismos y a las personas que los rodean.

Mientras la sociedad se polariza cada vez más, los estudiantes necesitan desarrollar su inteligencia emocional para ser capaces de conectar y sentir empatía con otras personas, ya sean de su comunidad o a nivel global.

Pero sobre todo que aprendan a comprender su propio desarrollo emocional, para que sean capaces de manejar su bienestar en un mundo en el que cada día es más difícil vivir.

Hay un tema que está presente en su libro «Nuevas formas de aprender»el papel de la educación en ayudar a buscar «el sentido en las cosas que estamos haciendo».

Una de las cosas que está transformando la forma en que entendemos la educación es la investigación sobre cómo funciona nuestro cerebro, en el campo de la psicología, el desarrollo temprano e incluso la neurociencia.

Y una de las cosas que los científicos cognitivos han encontrado es que hay una jerarquía en nuestras experiencias cuyos resultados nos llevan a aprender. Si insistimos en repetir y memorizar, entonces vas a retener una cierta cantidad de conocimiento y vas a aprender en alguna medida.

Pero, pero si las cosas que estás aprendiendo te causan una reacción emocional – o sea, te hacen sentir entusiasmado, triste, confundido, te estremecen y así- es posible que retengas más conocimiento que a través de la memorización.

Robot educador

Getty ImagesLas escuelas hoy en día no saben con claridad en qué deben enfocarse, en qué deben centrarse teniendo en cuenta el futuro»

Lo más importante de eso es que tanto los investigadores como los psicólogos han llegado a la misma conclusión: que si ese aprendizaje tiene un sentido para los estudiantes, es entonces cuando realmente ocurre.

¿Y qué significa que el aprendizaje tenga sentido?

Puede que una enseñanza tenga sentido porque hay un trabajo en particular que quieres tener y quieres que las cosas que aprendes te ayuden a conseguirlo y a ejecutarlo.

Pero esa es una visión muy estrecha del aprendizaje. Puede tener mucho sentido para ti porque es algo que amas hacer. Es importante para ti como persona. Tal vez ames las matemáticas, aprender nuevos idiomas, la música.

Y, cuando comienzas a hacer estas cosas que amas, tienen sentido para ti porque tienen que ver con tu identidad y tu manera de expresarte.

La gente incluso puede encontrar su propia autoexpresión en crear códigos. Por ejemplo, donde esta idea se convierte en una búsqueda creativa o donde puedes encontrar significado en lo que haces al ver que ayuda a resolver un problema sobre cosas que te importan en el mundo.

Por lo tanto, es posible que te interese el cambio climático, que te importe la creciente desigualdad dentro de la sociedad y si puedes aplicar el aprendizaje que se está llevando a cabo en el aula a intentar resolver problemas relacionados con esos temas que a ti te importan, entonces encontrarás significado en el aprendizaje y en la aplicación de ese aprendizaje.Image captionUno de los únicos recursos ilimitados que tendremos en el futuro será nuestra creatividad.

El libro habla de la conexión entre el aprendizaje, la tecnología y la inteligencia artificial ¿es posible que el ser profesor pueda ser considerado una profesión obsoleta en el futuro?

Bueno… una de las razones por las que emprendí este viaje es que cuando trabajaba como profesor en Londres sentía que estaba estancado.

Veía cómo las nuevas tecnologías, las redes sociales y el surgimiento del big data estaban tomándolo todo alrededor y, de un momento a otro, mi principal interés fue saber cómo esas nuevas tecnologías, entre las que se cuenta la inteligencia artificial, se aplicaban en el campo de la docencia. Si realmente las nuevas tecnologías podían transformar el modo en que aprendemos.

Por eso, si la premisa era que los robots nos iban a quitar nuestro trabajo, mi primer destino fue Silicon Valley. Yo pensaba que, tras la estrepitosa derrota de Gary Kasparov ante Deep Blue en 1997, la inteligencia artificial iba a arrasar con todo.

Pero mi visita al Silicon Valley me enseñó otra cosa. Y allí vi por primera vez a un robot profesor. Y no era un androide que estaba de frente a un salón de clases: era, en cambio, un software de inteligencia artificial dentro de un ambiente de aprendizaje por internet.

Getty ImagesEl problema es que yo enseñaba con los métodos que utilizaba Sócrates en el ágora hace unos dos mil años a unos niños que tenían sus celulares y ya viven en el futuro»

¿Cómo funcionaba eso?

Ellos tenían un laboratorio de enseñanza donde había un profesor y unos diez niños de 5 años, cada uno frente a un computador, con audífonos. Todos los niños estaban callados, concentrados en su computadora, donde había programas diseñados para ayudarles con su aprendizaje de lengua o con la solución de problemas matemáticos.

Lo interesante allí era que mientras el programa ayudaba a los estudiantes, a la vez «aprendía» con los datos que obtenía en cada sesión cuáles eran las debilidades y fortalezas de esos niños y automáticamente adaptaba esa experiencia para la siguiente sesión.

Así que al final se ofrecía un trabajo casi personalizado de aprendizaje, a la vez que estos datos se pasaban a los profesores, que contaban así con más información sobre cada uno de sus estudiantes.

Este es un ejemplo de lo que ha ocurrido: la inteligencia artificial no ha sobrepasado a los maestros, sino que se ha convertido en una herramienta útil, en un complemento muy necesario.

Otro ejemplo: en 2013, un estudio de la Oxford Martin School reveló que había 700 profesiones que podrían ser reemplazadas por robots en el futuro, pero ninguno de los trabajos relacionados con la docencia -o sea, maestro de primaria, preescolar, profesor bachillerato e incluso universitario- iban camino a desaparecer. Y es verdad. Y eso ocurre porque enseñar es el proceso humano definitivo.Image captionSilicon Valley es sede de grandes avances en el tema de la educación para el futuro.

¿Y no hay riesgos en esas convivencias con los datos y la inteligencia artificial?

Aunque haya inteligencia artificial o robots, la educación depende de la interacción humana. Aprendemos de manera natural, pero nacemos para aprender en sociedad. Nosotros conocemos las cosas de otras personas. Y en el futuro, vamos ver muchos avances tecnológicos, pero van a ser incorporados y utilizados por los maestros.

El gran riesgo es que esa inteligencia artificial logre ser mejor que los peores maestros en algunas zonas del mundo. Y el riesgo existe porque la inteligencia artificial es barata. Y tal vez no sea la mejor educación que un maestro pueda dar, pero al menos va ser más barata. Y eso es un gran peligro.

Pero esa es mi versión pesimista del futuro. Yo creo que podemos evitarla si invertimos más en los maestros, en su formación, que dé como resultado profesores más expertos y mucho más capaces de manejar adecuadamente las herramientas tecnológicas.

Pero hablando de eso, varias veces has dicho que los profesores son bastante reacios a aceptar esas nuevas maneras de enseñar, ¿por qué ocurre esto y cómo se puede resolver?

Creo que, en primer lugar, la enseñanza va ser el trabajo más importante del siglo XXI.

Estamos viviendo una era en la que los recursos de la Tierra se están agotando, nos estamos quedando sin nada.

Y lo único que es ilimitado, el único recurso ilimitado que tenemos, es la inteligencia humana, el ingenio humano, nuestra capacidad para resolver problemas. Los maestros son los que cultivan ese potencial humano.


Así, sostengo que enseñar es el trabajo más importante de nuestro siglo. No tengo ninguna duda al respecto, pero por el momento no estamos preparando a los maestros para que tengan el mayor índice de éxito posible en ese trabajo.

Podemos tomar el caso de Finlandia: el curso más difícil de acceder es el de maestro de primaria. Y si entras, la carrera en sí es bastante rigurosa. Es difícil de aprobar y graduarse.

En mi mundo ideal, yo formaría a los profesores de la misma manera en que se enseña a los médicos. Es decir, los profesores se graduarían de la universidad y después deberían pasar tres años combinando la enseñanza con el aprendizaje de otros profesores más experimentados.

De ese modo, en su primer día como maestros no solo estarían aplicando lo que recibieron en la universidad, sino que además continuarían con su proceso en compañía de otro profesor que le ayudaría a mejorar sus capacidades.Image captionPara Beard, la educación siempre va a necesitar el elemento humano para ser efectiva.

Hablando de la región, ¿cuál crees que son los principales desafíos que enfrenta la educación en América Latina?

El principal es el tema de la inequidad. Creo que el sistema educativo en América Latina es significativamente desigual en el mayor nivel con relación al de los niveles más bajos.

Hay unos colegios excelentes, pero la gran mayoría de ellos solo son accesibles para el sector pudiente de la sociedad. Y al mirar hacia el otro lado del espectro, tienes unas escuelas que realmente están luchando por sobrevivir.

Esa desigualdad es mucho más evidente entre centros urbanos y zonas rurales. Y ése es un desafío al que debe prestarse atención no solo de manera integral, sino urgente.

El otro gran desafío creo que es el acceso a la educación misma para muchos niños. Ya ni hablar de educación de calidad: hay lugares donde los niños solo tienen acceso a cinco años de colegio, no más.

Y el tercer punto, creo que el más crítico, son los maestros. Que es el mayor desafío también alrededor del mundo. Hay que resolver los problemas de formación, pero no solo eso, sino de capacitación, de fomento de la vocación y de que no dejen el oficio por otros trabajos mejor pagos.

Creo que tenemos que hacernos la preguntas sobre varios aspectos: ¿cómo podemos formar mejores maestros dentro de las escuelas?¿Cómo podemos hacer que la enseñanza sea una profesión atractiva para las personas?


Muchas de las escuelas en América Latina tienen un cariz religioso o confesional, ¿eso no es un obstáculo para un proceso de aprendizaje óptimo?

Bueno, creo que hay dos elementos que son fundamentales en el trabajo que realiza la escuela hoy en día.

Por un lado, ayuda a los estudiantes a entender quiénes son como ciudadanos, como miembros de una comunidad. Y transmite los valores de esa comunidad.

Y por otro lado, está el objetivo de formar personas creativas y comprometidas con la sociedad y que deseen acceder a la mayor cantidad de conocimiento posible.

Los colegios religiosos, en la mayoría de los casos, hacen muy bien lo primero, pero el error en el que no pueden caer estos colegios es el de limitar la ejecución de proyectos educativos excitantes que ayuden a desarrollar las habilidades necesarias para afrontar el siglo XXI.Image captionLa capacidad de crear proyectos colaborativos serán fundamentales para los desafíos que trae el siglo XXI.

Yo estoy convencido de que lo pueden hacer. También sé que es difícil porque requiere un cambio cultural, pero si logras separar estos aspectos es posible que puedas llegar a desarrollar proyectos maravillosos.

Por ejemplo, hay un colegio en Barcelona que se llama «Escola Nova 21», que es dirigido por religiosas pero a la vez es una de las escuelas más futuristas e interesantes de todas las que visité para documentar el libro.

Allí están verdaderamente conectados con el tema de la tecnología, con que los estudiantes lleven a cabos proyectos basados en temas de la vida real, donde aprenden a colaborar entre ellos para resolver problemas en un entorno de aprendizaje natural.

Pero, a la vez, todas las maestras son monjas. Y ellas viajan por el mundo hablando sobre la educación en el siglo XXI, sobre cómo preparar a los jóvenes para afrontar desafíos económicos y sociales actuales, como la inequidad y el calentamiento global.

Otro de los proyectos del que hablas en tu libro es la Academia Khan, que en América Latina funciona, por ejemplo, en algunas lugares del Amazonas.

Sí, uno de los retos que constantemente enfrentan los lugares como América Latina es que hay algunos lugares donde el acceso desde los centros urbanos es casi imposible.

Por esa razón se deben crear nuevos modelos, para que los niños y jóvenes puedan tener una buena educación en lugares donde es muy difícil que lleguen los maestros


Y el ejemplo de la Academia Khan es muy bueno porque logra utilizar de forma adecuada las nuevas tecnologías para crear proyectos de educación a distancia, que les funcionan muy bien y que pueden ayudar al buen desempeño de los estudiantes.

Pero lo cierto es que la idea de la Academia Khan necesita de una infraestructura de acceso a internet para funcionar. Y además, aunque tengas la infraestructura, uno de los grandes desafíos que enfrentaba este lugar es la baja retención que tenían los cursos de educación a distancia.

Así que es revolucionario lo que están haciendo allí, porque entendieron el proceso de educación a distancia pero no se olvidaron de la importancia de los maestros para optimizar la educación que se imparte.

«Nos estamos moviendo hacia una sociedad que comparte sus ideas, desde una fuente de conocimiento sin restricciones», esa es una frase tuya, ¿cómo se traduce ese concepto en la educación del futuro?

Uno de los grandes problemas que tiene el sistema educativo actual es que establece una especie de competencia constante entre los estudiantes.

En Corea del Sur -que es uno de los países que visité para escribir el libro- hay un ejemplo extremo de esto: los estudiantes practican un examen a los 18 años para establecer un rango nacional que casi decide cuál es el trabajo que puedes tener y a qué universidad puedes ir.

Básicamente, toda tu salud, riqueza y felicidad, y todo el sistema educativo hasta ese momento es esencialmente una carrera para llegar tan alto como sea posible.

Y esto causa una serie de comportamientos terribles. Los cuatro o cinco años antes del examen, los jóvenes deben pasar estudiando 15 horas diarias los días de semana y el fin de semana, 12 horas. Se vuelven muy competitivos en estos centros de entrenamiento.Image captionEl siglo XXI debe ser el inicio de proyectos menos competitivos y mucho más colaborativos.

Allí no comparten el conocimiento. No hay colaboración. Les aterra la idea de hacer un proyecto alterno, porque eso significa que en el tiempo que ellos dedican a eso, los otros están preparando el examen.

Y eso crea un ambiente cerrado, de poca creatividad, nula colaboración. Y ahora sabemos que esos tres valores, apertura, creatividad y colaboración, son fundamentales para el mundo actual.

Estamos enfrentándonos a desafíos que solo podrán ser superados mediante la colaboración y la imaginación humana. Eso nos obliga a contar con personas que estén diseñadas para desarrollar una inteligencia colectiva más allá de una inteligencia individual.

Pero todavía vemos que en nuestros sistemas educativos los estudiantes no comparten el conocimiento ni colaboran porque están compitiendo. Incluso hay maestros que no aceptan que nadie venga a decirles cómo pueden hacer su trabajo mejor.

Una de las cosas que más me impactó cuando era maestro es que ningún colega venía a mi salón de clase y yo tampoco iba al salón de otros colegas. Parece que lo que estamos haciendo es tan vergonzoso que no merece que lo vea nadie. Personalmente, creo que hay que abrir nuestras aulas.

Hay muchos estudios y muy serios que demuestran la efectividad de los sistemas abiertos, donde se fomenta la creatividad, donde se generan más ideas, Y eso nos lo enseña la propia naturaleza: mientras un animal va creciendo, logra ser mucho más efectivo a la hora de concretar y canalizar la energía que necesita para sobrevivir.

Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Cartagena, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad colombiana entre el 30 de enero y el 2 de febrero de 2020.

Fundación YPF, con el acompañamiento de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación, lanza una línea de Becas destinadas a promover carreras vinculadas al desarrollo energético y tecnológico del país.

Las mismas están dirigidas a jóvenes de hasta 20 años que comienzan a cursar el primer año de Ingeniería, Ciencias de la Tierra o del Ambiente, en universidades públicas y tienen como objetivo premiar la excelencia académica y favorecer la permanencia y graduación.

“YPF es una empresa estratégica para la Argentina y por ende es fundamental para el desarrollo de nuestro país. Por eso consideramos necesario apoyar esta iniciativa que busca despertar vocaciones e incentivar a los jóvenes para que elijan estas carreras para su desarrollo profesional” dijo Jaime Perczyk, titular de la SPU.

Las becas tienen una duración de 12 meses – con la posibilidad de renovación – e incluyen un monto mensual de $9.000 (pesos nueve mil) y el acompañamiento de un mentor – profesional de YPF- que lo orientará y asesorará en el desarrollo de su trayectoria académica.

Los becarios, además, contarán con recursos educativos, instancias de formación a distancia y actividades extracurriculares que les permitirán potenciar su formación y experimentar el mundo profesional de la industria energética.

La selección de los beneficiarios se realizará de acuerdo a su desempeño académico y su distribución se definirá teniendo en cuenta la equidad de género y el equilibro regional y por disciplinas.
Para conocer el listado de carreras, requisitos e inscribirse deberán ingresar al siguiente link


Cierre de la convocatoria: 13 de marzo de 2020.

Con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar en 2016 (resolución A/RES/70/212 ) el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Atento a ello es que desde la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación se invita a participar de las diferentes actividades:



9 hs– Presentacion Programa Ciencia, Tecnologia y Genero.
9: 15– Taller ChicasTEc en Espacio Escuela de IxD dirigido a niñas y adolescentes.
9:30— Mujeres por la Ciencia y la Tecnologia- Capacitacion dirigida a jovenes en el salón de planta baja de IxD.


Organizan:Ministerio de Educación, Secretaría de Ciencia y Tecnología y Consejo Provincial de la Mujer e Igualdad de Genero.

Participan: Facultad de Ingenieria, I+AInnova, MujeresxIngenieria

La Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) junto con la Universidad Veracuzana de México (UV) y la Editorial del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) lanzaron, en el portal de la Red Iberoamericana de Innovación y Conocimiento Científico (RedIB), la difusión de la producción editorial del libro digital de las universidades.

La RedIB invitó a la UNAJ a las Jornadas de Difusión del Acceso Abierto que se realizaron en octubre de 2019. En la ocasión se planificó la inclusión y la invitación a todas las universidades iberoamericanas. Para participar se deberá enviar los metadatos y contar con algunos requisitos como el protocolo OAI-PMH, metadatos bibliográficos y de la editorial.

Para acompañar el proceso de intercambio de datos se recomendó la colaboración entre los equipos de las bibliotecas y las editoriales. Por su parte, la UNAJ ya encausó el trabajo colaborativo entre la Biblioteca Central del Centro de Política Educativa y la Editorial UNAJ al incluir sus publicaciones en un gran repositorio iberoamericano de publicaciones de investigación.

RedIB es una plataforma que, mediante la agrupación y la elevación del nivel académico y de la práctica editorial de las publicaciones científicas iberoamericanas, permite establecer cauces de colaboración entre científicos y mejorar la difusión de su actividad. Su portal cuenta con acceso a 3.136 revistas y 601 libros digitales.

La participación en el portal divulga la producción científico académica, facilita la inclusión en los índices internacionales, internacionaliza y mejora la calidad de los resultados de investigación, difunde el pensamiento nacional y local y facilita el acceso a la información por canales internacionales acreditados.

INSTRUCCIONES PARA EDITORES

El próximo martes 11 de febrero es el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con tal motivo, la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación e Infinito por Descubrir organizan un Taller Libre de Robótica denominado “ChicasTec”.

El mismo se realizará ese día de 9 a 12.30 y está destinado a niñas y adolescentes de 9 a 17 años, con un cupo de 30 participantes. Durante su desarrollo se verán los siguientes temas: introducción a la robótica y programación; diferentes lenguajes de programación; armado prototipos móviles; tipos de sensores y uso de cada uno; resolución de problemas a través de la robótica. Las interesadas en participar pueden dirigirse al correo electrónico educacióncientíficajujuy@gmail.com enviando datos personales, apellido, nombre, dni y edad.

El 22 de diciembre de 2015, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura –Unesco- decidió establecer un Día Internacional anual para reconocer el rol crítico que juegan las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología.

“La igualdad entre hombres y mujeres es una prioridad global de la Unesco, y el apoyo a las jóvenes, su educación y su plena capacidad para hacer oír sus ideas son los motores del desarrollo y la paz.

La ciencia y la igualdad de género son fundamentales para el desarrollo sostenible. Aún así, las mujeres siguen encontrando obstáculos en el campo de la ciencia: menos del 30% de investigadores científicos en el mundo son mujeres”.

Investigadores del CONICET resolvieron un obstáculo que llevaba años sin solución. La novedad fue publicada en Nature Structure and Molecular Biology.

Conocer las bases moleculares tanto de las funciones de las células como de comunicación entre sus compartimentos internos permite comprender las posibles alteraciones ocurridas en condiciones de enfermedad. Este conocimiento es uno de los primeros pasos para el desarrollo de estrategias terapéuticas que mejoren o curen diferentes patologías.

Investigadores del Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires (IBioBA, CONICET-Instituto Partner de la Sociedad Max Planck) y de la empresa biotecnológica Genentech – dedicada a descubrir y a desarrollar medicamentos para personas con enfermedades graves y potencialmente mortales- desarrollaron un método para detectar cuáles son las proteínas reguladas por Nedd8, una molécula que es necesaria por un lado para la proliferación celular, y por otro para el normal desarrollo de las conexiones sinápticas entre neuronas y los procesos de memoria y aprendizaje. Este método novedoso fue probado en cofilina, una proteína que tiene un desempeño clave en el desarrollo neuronal temprano dado que participa en procesos intracelulares clave para la la formación de neuronas. La novedad fue publicada en la revista Nature Structure and Molecular Biology.

Se revela la incógnita

El funcionamiento normal de las células requiere de una compleja maquinaria proteica donde cada proteína desarrolla una acción específica. Esas funciones proteicas están finamente reguladas por sutiles modificaciones (llamadas postraduccionales) que consisten en la unión a dichas proteínas de pequeñas moléculas regulatorias. Entre ellas está Nedd8, que está presente en todas las células del organismo y cuyos mecanismos de acción se encuentran en proceso de investigación desde hace ya algunos años. Esta molécula produce un evento bioquímico llamado neddilación, mediante el cual se une a otras proteínas para regular sus funciones. Sin embargo, pese a que esta modificación es abundante en la célula, tanto las proteínas sobre las que interviene como su función sobre cada una no han podido ser clarificadas, por no contar con técnicas efectivas que permitan identificar dónde ni cómo opera.

Hace ya un tiempo los especialistas en biología molecular saben que la neddilación ocurre en un tipo de enzimas llamadas Cullinas, encargadas de controlar la duplicación celular. En el año 2015, el grupo de Neurobiología Molecular del IBioBa, a cargo del investigador del CONICET Damián Refojo, detectó que Nedd8 está también presente en neuronas -tipos celulares que nunca se duplican- y descubrieron que la neddilación es necesaria para el normal desarrollo y mantenimiento de las conexiones sinápticas entre las neuronas y los procesos de memoria y aprendizaje. Pero debido a la falta de una tecnología lo suficientemente sensible, no se habían podido identificar todas las proteínas modificadas vía neddilación que participan en esos procesos. “Por esta razón hay, desde hace años, una gran controversia con respecto a la neddilación. La mayoría de los investigadores considera que Nedd8 solo regula la función de las Cullinas y otros consideran que Nedd8 se une y controla muchas otras proteínas”, cuenta Refojo, codirector de este estudio y jefe del laboratorio de Neurobiología Molecular (IBioBA). Este trabajo verifica esta segunda hipotesis.

Durante varios años, los investigadores del grupo de Refojo y sus colaboradores dedicaron su esfuerzo a desarrollar una variante de una técnica llamada espectrometría de masa que permitiera identificar proteínas neddiladas. Mediante esta técnica, lograron identificar cientos de proteínas modificadas por Nedd8 y elaborar el primer catálogo de proteínas neddiladas.

Refojo afirma que “ahora podrá estudiarse el rol de Nedd8 sobre cada proteína blanco y, como consecuencia, determinar paulatinamente su relevancia fisiológica en los diferentes tejidos y tipos celulares.” Y agrega: “Hoy sabemos que la neddilación cumple un rol importante en cáncer, enfermedades hepáticas y funciones cognitivas. Confiamos que este trabajo nos permitirá comprender mejor cómo Nedd8 ejerce sus funciones moleculares y así contribuir al desarrollo de nuevas estrategias que puedan mejorar esas patologías”.

Prueba del método con cofilina

Con la técnica ya creada, era necesario accionar el siguiente paso: demostrar la función de Nedd8 sobre alguna proteína relevante. “De las 341 moléculas identificadas elegimos una de las más activamente modificadas, la cofilina. Esta proteína orquesta la formación de redes de actina, una suerte de esqueleto intracelular cuyo crecimiento y plasticidad es fundamental para que las neuronas adquieran su morfología ramificada y puedan interconectarse entre ellas, comenta la becaria del CONICET Raquel Becerra, coautora del trabajo. Los investigadores observaron que ante una eventual pérdida de neddilación, la cofilina sufre cambios funcionales que afectan la morfología de la neurona, lo que podría acarrear problemas asociados a enfermedades del neurodesarrollo o a funciones de memoria y aprendizaje.

Queda por delante descubrir qué consecuencias fisiológicas produce la neddilación en las demás proteínas del catálogo creado gracias al esfuerzo conjunto entre científicos argentinos del IBioBA y de Genentech. Esto permitirá continuar la tarea de comprender procesos intracelulares que puedan derivar en posibles blancos terapéuticos en condiciones de enfermedad.

RECUADRO

Cooperación internacional

El estudio fue codirigido entre el Dr. Damián Refojo del laboratorio de Neurobiología Molecular del IBioBA, junto al Dr. Donald S. Kirkpatrick del Laboratorio de Microquímica y el Dr. Morgan Sheng del laboratorio de Neurociencias ambos de la empresa biotecnológica Genentech (Estados Unidos).

Por su parte, los experimentos estuvieron a cargo de Raquel Becerra (IBioBA) y Annette Vogl (Genentech) quienes recibieron la colaboración de Sebastian Giusti y Patricio Yankilevich (IBioBA) y de Lilian Phu de Genentech. Además de recibir apoyo por parte del laboratorio de Física Aplicada de CIBION dirigido por el Dr. Fernando Stefani.

AUTORES

Annette M. Vogl (Genentech)

Lilian Phu (Genentech)

Raquel Becerra (IBioBA)

Sebastian A. Giusti (IBioBA)

Erik Verschueren (Genentech)

Trent B. Hinkle (Genentech)

Martín D. Bordenave (CIBION)

Max Adrian (Genentech)

Amy Heidersbach (Genentech)

Patricio Yankilevich (IBioBA)

Fernando D. Stefani (CIBION)

Wolfgang Wurst (Helmholtz Zentrum München)

Casper C. Hoogenraad (Genentech)

Donald S. Kirkpatrick (Genentech)

Damian Refojo (IBioBA)

Morgan Sheng (Genentech)

Fuente: IBioBA (CONICET-Instituto Partner de la Sociedad Max Planck).