Viewing posts from : enero 2017



123

El físico y astrónomo alemán defiende que se puede vivir cómodamente en una casa con el 10% de la energía que consumimos. Basta con construir edificios mejor aislados

Hace ya tres décadas, el profesor de la Universidad de Innsbruck Wolfgang Feist (1954) convenció a su familia para mudarse a una casa pasiva, como se conoce a los inmuebles que consumen un 10% de la energía empleada por una vivienda media. Este experto empezó a estudiar en los años setenta las formas de construcción que permiten ahorrar energía aislando los edificios y hoy es, junto al ingeniero sueco Bo Adamson, uno de los principales referentes mundiales en este tipo de viviendas eficientes. Está al frente del Instituto de la Vivienda Pasiva en Darmstadt (Alemania), una organización que impulsa el desarrollo del concepto de estas casas.

 

De generalizarse este tipo de construcciones, se transformaría el mapa del consumo energético. La implantación de estas viviendas es muy limitada. En todo el mundo solo hay 15.000 inmuebles de este tipo la mayoría están en Alemania y Escandinavia, aunque Bélgica ha empezado a invertir en esta clase de edificaciones para ponerse al nivel de estos países. En España, de momento, solo hay 140 casas pasivas, según la Plataforma de Edificación Passivhaus.

PREGUNTA.¿Qué le costó más? ¿Convencer a su familia o reducir su dependencia de las compañías de energía?

RESPUESTA. Para las empresas yo era un chiflado. No se fiaban de que gastásemos tan poco y cambiaron el contador. Con mi familia fue fácil. Mi mujer es matemática, de mente abierta, y me apoyó. El resto, no es que fueran escépticos, pero trataron de rebajar la aventura: “No hace falta que sea completamente pasiva…”, me decían

P. ¿Pasaron frío?

R. Ni frío ni calor. Las viviendas pasivas no ahorran energía a costa del confort. No puedes convencer a la gente poniéndoles tres jerséis de lana. Por eso pensamos en ponerle el jersey a la casa. Bien aislado, un edificio consume poca energía. Y aislar no es caro.

P. Antes de su primera vivienda hubo otras iniciativas. ¿La investigación es un trabajo en equipo?

R.Como físico, sabía que había una solución para mejorar la eficiencia energética. Está en la ley de la conservación de la energía: nunca se pierde, siempre va a algún sitio. En EE UU, Dinamarca, Noruega o Canadá, éramos legión los que investigábamos lo mismo. Intercambiábamos información. Los más avanzados estaban en Suecia. Bo Adamson había conseguido aislamientos eficaces de apenas 20 centímetros de espesor. Trabajé como investigador en su universidad, en Lund, y luego colaboramos.

P. Colaboraron en lugar de competir.

“El objetivo económico es una dirección prohibida para la ciencia porque el dinero termina controlándola. Para las cuestiones básicas necesitamos ciencia independiente”

R. Ese es el principio de la investigación científica.

P. ¿Sigue siéndolo?

R. Ha habido cambios en el planeta que demuestran lo peligroso que es competir en un campo así. Si queremos progreso científico, debemos cooperar.

P. Cuando se puede ganar dinero con el conocimiento científico, aparece la competencia.

R. El objetivo económico es una dirección prohibida para la ciencia porque el dinero termina controlándola. Para las cuestiones básicas necesitamos ciencia independiente.

P. ¿El Instituto de la Vivienda Pasiva no es una forma de negocio?

R. Tomamos la decisión de no registrar la palabra ni la marca. No queríamos que una solución se convirtiera en una propiedad. Tenemos una red de certificadores que comprueban la calidad de las viviendas pasivas. Pero ofrecemos la información gratuitamente.

P. ¿Qué hacer para que las viviendas pasivas sean más ayuda que negocio? Hay muchos certificados de sostenibilidad y eso no genera confianza.

R.Hay mucho negocio. Pero lo que define una vivienda pasiva —el hecho de que gaste un 10% del consumo energético empleado por una vivienda media— es mensurable.

P. ¿Ese porcentaje proviene de fuentes renovables?

R. En las ciudades puede provenir de fuentes fósiles. Sucede lo mismo en el campo de la nutrición. Uno puede cultivar sus propias hortalizas, pero eso no es una solución aplicable a una ciudad. Los problemas del mundo no se solucionan con las casas unifamiliares. Se solucionan con los bloques de viviendas. Necesitamos soluciones que funcionen en cualquier sitio.

P. ¿Dónde es más fácil levantar viviendas pasivas?

R. Solo con eliminar algunos errores en la construcción, sería fácil levantar estas casas. Históricamente se han construido más en Alemania, aunque Bélgica está tomando la delantera. Con todo, siguen siendo una excepción: muy poco de lo que se construye es pasivo. La industria de la construcción no quiere adaptarse a los nuevos retos. Sin embargo, la iluminación con ledes ya reduce al 10% el gasto energético, y lo mismo sucedería si las viviendas se aislasen bien.

P. ¿Se podría imponer por ley?

R. La imposición genera resistencia. Tratamos de convencer educando.

P. ¿Cuánta energía solar se obtiene en Alemania comparado con España?

R.Menos de la mitad. Sería mucho más eficiente construir viviendas pasivas en España que en Alemania.

P. Con tanto sol, somos el cuarto país europeo en pobreza energética: un 9% de la población no puede pagar la calefacción.

R. Es una cuestión política con varias soluciones. Consumir menos aislando mejor las viviendas es una. Como científico creo que es mucho mejor que subsidiar las energías fósiles.

P. ¿Priorizar el aislamiento frente al abaratamiento del combustible precisa de una sociedad madura?

R. No podemos esperar a que la sociedad madure. Pero soy optimista. En Alemania, por ejemplo, he visto cómo hemos ido avanzando: tratamos mejor a los inmigrantes, vivimos más, hemos erradicado enfermedades. Ese progreso es mucho más lento que el tecnológico. Por eso deberíamos concentrarnos en mejorar la eficacia para que todos consumamos menos. Los efectos serían extraordinarios.

P. ¿Para qué sirve un edificio pasivo si la ciudad no es sostenible?

R. La pregunta es casi religiosa, ¿merece la pena plantar un árbol cuando el mundo es un desastre? Es fundamental demostrar que hay soluciones. El astrofísico Carl Sagan ha defendido la conciencia de pertenecer al planeta. Parece evidente, pero no nos terminamos de creer que para que la civilización humana sobreviva la clave es estar unidos, no enfrentados. La mayoría de la humanidad vive en ciudades. Por eso el gran reto no es la autosuficiencia, sino el descenso en el consumo. Somos fuertes cuando nos unimos. No cuando nos aislamos.

P. ¿Qué opina de Masdar, la ciudad proyectada por Norman Foster en Abu Dhabi con nulo consumo energético?

R. En el tema energético las soluciones vienen de la unión, no de la separación. Un gueto no puede ser una solución.

P. ¿Reparar es más difícil que pensar desde cero?

R. Mucha gente piensa eso. Pero un científico nunca estaría de acuerdo. Como dijo Isaac Newton, estamos sentados en hombros de gigantes. Él fue uno de esos gigantes. Si tuviéramos que descubrir las teorías que nos han precedido, no podríamos avanzar.

P. ¿Cómo evitar que la sostenibilidad pase de moda?

R. Ha habido modas hasta en las religiones. Y lo que necesitamos son principios que defiendan nuestra humanidad. El pensamiento escéptico lo hace, pero también el último Papa parece defender valores universales. Necesitamos una línea roja que indique, sin género de duda, lo que es bueno y lo que es malo. Como físico y astrónomo tengo una perspectiva a largo plazo. El ser humano existe desde hace 100.000 años. Podría existir un millón de años más. Los mayores problemas de la humanidad provienen de nosotros mismos. Por eso las soluciones deben partir también de nosotros.

Fuente: http://elpais.com/elpais/2017/01/05/ciencia/1483618594_098062.html

16295989_10206885148566068_1709363119_n

Los días 24 y 25 del corriente mes, se realizó la Primera Reunión de Trabajo y Vinculación Provincial – Capacitación y Difusión de las Lineas de Financiamiento. La misma contó con miembros del equipo del COFECYT, con la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Salta, el equipo de Vinculación Tecnológica de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Jujuy y el VITEF, donde se abordaron diversos tópicos, entre los que se destacan el análisis del estado de situación de la provincia a nivel regional y federal; la identificación de proyectos que pueden escalar el financiamiento a nivel nacional y/o internacional; el plan de monitoreo y gestión para proyectos con financiamiento 2016; la identificación de demandas específicas para nuevas convocatorias 2017; la necesidad de capacitaciones provinciales y los proyectos de prevención de catástrofes, entre otros temas.

En la segunda jornada, se efectuó una reunión abierta al público en la que se difundieron las lineas de financiamiento del COFECYT y contó con la participación de diversas instituciones provinciales y nacionales, En la ocasión se desarrollaron temas vinculados a la capacitación sobre lineas de Financiamiento y MAO de proyectos de COFECYT; la conformación de la Red de vinculación tecnológica provincial; oportunidades para instituciones argentinas en cooperación internacional; puesta en conocimiento de Sistemas Nacionales, Ley de Accesos Abierto y Biblioteca Electrónica.

Los  días  24 y 25 de enero del corriente año, se realizará la “1ra Reunión de Trabajo y Vinculación Provincial – Capacitación y Difusión de Líneas de Financiamiento” en el marco del PROFECyT -Programa Nacional de Federalización de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación 2017 del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, con el objetivo de articular acciones de vinculación provincial mediante capacitaciones y puesta en conocimiento de  oportunidades y financiamientos nacionales e internacionales para proyectos de desarrollo económico productivo de la región. El evento tendrá lugar en el Salón del Colegio de Ingenieros ubicado en calle Belgrano N°969 1ºPiso de la ciudad de San Salvador de Jujuy.

Esta primera reunión de trabajo convoca a Unidades de Vinculación Tecnológica de la Provincia, Equipo del Programa de Apoyo al Relevamiento de demandas Tecnológicas (PAR), Vinculadores Tecnológicos Federales (VITEF), Gestores Tecnológicos, Representantes del Ministerio de Producción, Representantes de Cámaras Sectoriales, UNJu- Oficina de Relaciones Internacionales, Consejo de la Microempresa, Representantes del IPAF-NOA, INTI-delegación Jujuy, Municipalidades y Comisiones Municipales entre otros.

Participarán  como capacitadores representantes del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología  (COFECYT) en conjunto con representantes de la Dirección Nacional de Relaciones Internacionales y de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCYT ).

 

reunioncofeciyt

La Secretaria de Ciencia y Tecnología comunica el llamado a concurso  Institucional para integrar el Equipo Técnico para el ciclo lectivo 2017.

La Convocatoria es para docentes titulares e interinos activos que se desempeñan es Instituciones Educativas de gestión pública del ámbito del Ministerio de Educación de la provincia de Jujuy que deseen formar parte del equipo de la Secretaría de Ciencia y Tecnología.

 Perfiles Requeridos

  • Pedagogos o Prof. Universitario /Lic. en Ciencias de la Educación/
  • Docentes Postgraduados Universitarios y Licenciados en los campos disciplinares de las Ciencias Experimentales y la Comunicación.

 

Requisitos Académicos

  • Titulo docente
  • Título de grado en educación o afines
  • Egresado/a  de post grado en educación (doctorado o maestría), con formación orientada hacia  el desarrollo de la Ciencia y la Tecnología.

 

Experiencia Profesional

  • Experiencia mínima de 5 (cinco) años como profesional de la educación.
  • Experiencia mínima comprobada de 3 (tres) años en:
  • Diseño y/o desarrollo-proyectos vinculados al ámbito de la ciencia y la tecnología.
  • Asesoramiento en desarrollo educativo en el nivel de Educación Inicial-Primaria-Secundario o Superior no Universitaria Básica: implementación de Tic, implementación de proyectos en el desarrollo de la ciencia y la tecnología, aplicación de procesos evaluativos, etc.

 

Otros requisitos:

  • Manejo de herramientas informáticas: Microsoft Office Word, Excel, Power Point, Prezzi- Infografe Internet.
  • Capacidad de trabajo en Equipo.
  • Disponibilidad de tiempo de lunes a viernes 08:00 a 13:00 y/o de 14:00 a 19:00 horas.

 

Las funciones a cumplir en la Secretaría son:

Especialistas en el área de

  • Ciencias de la Educación: dos (2)
  • Ciencias Naturales (Física, Química, biología): dos (2);
  • Biotecnología: un (1);
  • Robótica: dos (2)
  • Energías renovables: dos (2)
  • Neurociencias/Neuroeducación: un (1)

 

Requisitos para Postular

  • Ser Argentino nativo o por opción
  • Ser docente titular o interino en el ámbito educativo publico
  • Poseer idoneidad y capacidad, necesarias para el ejercicio del cargo, comprobadas mediante presentación de  copia de título/s, certificaciones de servicio (copia)-declaración jurada;y publicaciones , si las tuviere
  • Estar en pleno goce de los derechos civiles y políticos;
  • No registrar sanciones de carácter administrativo por mal desempeño en la función pública,

 

Periodo de Comisionamiento o traslado: periodo lectivo 2017.

 

Presentación de la documentación:

Desde 20 de Enero al 10 de Febrero de 2017 de Lunes a Viernes de 08:00 a 13:00 horas,en forma personal o por terceros.

Dirección: Vicuñas N° 98 esquina Quebrachales. Barrio Chijra. San Salvador de Jujuy

  • Teléfono: 4264003
  • Consultas en el Correo electrónico: educacióncientificajujuy@gmail.com

 

La selección se realizara en base a los antecedentes y una entrevista personal

Las evaluaciones de los antecedentes y la propuesta de trabajo, entrevista personal y confección del orden de mérito estarán a cargo de un equipo evaluador integrado por la Secretaria de Ciencia y Tecnología, la Directora de Promoción Científica, un Asesor Pedagógico de la Secretaria y un evaluador externo.

Nuestro proceso de selección se fundamenta en la gestión por competencias, aspecto clave para la elección de nuestros colaboradores.

 

Formularios que se deben presentar:

  • Nota de postulación  (Anexo A)
  • Formato para Curriculum Vitae (Anexo B)
  • Fotocopia de DNI
  • Fotocopia de Título/s
  • Declaración Jurada (Ley 3416/77) copia.
  • Propuesta de Trabajo en idea proyecto EDUCACION-CIENCIA Y TECNOLOGIA, en los siguientes ejes:
    • Matemática y Neurociencias
    • Diseño y desarrollo de proyectos científicos-tecnológicos
    • Diseño y desarrollo de proyectos educativos de base tecnológica
    • Diseño y desarrollo de propuestas de promoción de vocaciones científicas en niños-jóvenes y adultos.

Se informara fecha de entrevista personal o por skype mediante comunicación vía e-mail con confirmación telefónica.

ANEXOS

La industria busca nuevos nichos de interés con el hogar como núcleo central de consumo.

1483758488_053010_1483759531_noticia_normal_recorte1

Cinco días y más de 3.000 expositores después, la edición 50 de CES, la mayor feria de electrónica de consumo, cierra las puertas con las guías maestras de lo que ofrecerá 2017 marcadas. Gary Shapiro, director de la asociación que organiza un encuentro que toma por completo, hoteles, transporte y centro de convenciones de Las Vegas, no ha ocultado su alegría por la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca. Afín a sus postulados, considera que Estados Unidos se va a beneficiar de una repatriación de capitales e impulso de la industria local, con la tecnología como nuevo motor económico. No sería extraño que en próximas ediciones el propio presidente fuese uno de los invitados de lujos. En CES sigue vigente la costumbre de usar a famosos como reclamo para lanzar productos o promover las bondades del sector. Shaquille O’Neal fue uno de los ponentes destacados. Y cada vez se ven más lejos los tiempos en que las mujeres eran utilizadas como reclamo en los diferentes puestos. La inclusión de perfiles femeninos y minorías es uno de los grandes retos que afrontan los creadores de software, hardware y servicios online.

Se perfilaron tendencias, pero escasearon precios y datos concretos

Tras una semana de competencia por acaparar la atención de los visitantes, estas son las líneas de producto que durante 2017 intentarán hacerse con la cartera y atención del consumidor. Como siempre, escasearon precios y fechas concretas de lanzamiento. Mucho espectáculo pero pocos datos fiables.

 Transporte

Ford fue pionera en asistir al CES. Mark Fields, su presidente ejecutivo lo hizo aconsejado por Bill Gates hace más de 10 años. Desde entonces no fallan, han conseguido que el resto de fabricantes de Detroit sigan su camino. La empresa que inventó la cadena de montaje vaticina que el coche del futuro no se poseerá, sino que será por suscripción. También que en 2021 el modelo autónomo, sin conductor, será una realidad. BMW, por primera vez, dejó ver una de sus berlinas que funcionará gracias a la inteligencia artificial en lugar de contar con un piloto humano.

La tendencia de dejar atrás la gasolina llega hasta las competiciones

El martes por la noche Faraday Future, presentada en la edición de 2016 y con capital chino, presentó su primer modelo inteligente y totalmente eléctrico. El FF91 se puede reservar por 5.000 dólares pero se ignora la fecha de entrega o precio final. Sí se sabe que es más veloz que cualquier deportivo, de los de gasolina, o que los actuales vehículos de Tesla. Mercedes piensa en un sistema de transporte híbrido, que combine sus furgonetas con los drones de Matternet, una startup nacida en la Singularity University, cofundada por la latina Paola Santana. Reparto de punto a punto con una solución ingeniosa. Honda se ha sumado a la ola con lo que denominan un NeuV (Nuevo vehículo urbano) un biplaza futurista que recuerda al modelo sin volante ni pedales de Google. Toque asiático con ambición de integrarse en ciudades de todo el mundo. La pauta es ofrecer vehículos pequeños y ágiles en ciudad y dejar los de más tamaño para las empresas de logística o los viajes de aventura.

El automóvil eléctrico completamente autónomo Faraday Future FF91.
El automóvil eléctrico completamente autónomo Faraday Future FF91. EFE MIKE NELSON
 

La tendencia de dejar atrás la gasolina llega hasta el último reducto del petróleo. Hasta las competiciones se lo están replanteando. La Fórmula E se exhibió en el parking del centro de convenciones. Quizá el sonido no sea el mismo, tampoco el olor, pero sí la espectacularidad de los circuitos, parafernalia y emoción. La puja por los derechos de televisión de los mismos es un buen indicador del interés que despiertan.

El capítulo de transporte lo completan bicicletas, desde las lúdicas y deportivas, cada vez más ligeras, a las urbanas, asistidas por motor eléctrico y más seguridad. India y China son los orígenes más comunes de casi todos los modelos.

Televisiones

Tal y como se esperaba, las televisiones se han convertido en una de las grandes protagonistas del CES. Esta cita en Las Vegas suele utilizarse cada año para marcar las tendencias: aquí se empezó a hablar del 4K y de las pantallas OLED. En esta ocasión, la edición ha estado marcada por un aspecto de diseño: el espesor. Empezaron la batalla las compañías surcoreanas LG y Samsung el primer día y se unió la china Xiaomi al día siguiente. En esta competición ha salido LG como vencedor con una televisión más fina que una tarjeta de crédito, de 2,57 milímetros, la OLED TV W. En cuestión de precio, se ha desmarcado Xiaomi que ha anunciado un aparato de 55 pulgadas por menos de 1.500 dólares. Las tres comparten rasgos comunes: tienen el cerebro de la televisión en una barra externa situada debajo y tienen una clara apuesta por el sonido (Dolby Atmos en el caso de LG y Xiaomi). Además, aunque todas ellas aseguran que se trata de la televisión del futuro, ninguna ha concretado cuándo empezarán a estar disponibles.

Robots físicos y virtuales

Los tres robots presentados por LG en CES 2017.
Los tres robots presentados por LG en CES 2017. AFP DAVID MCNEW
 

Esta edición del CES ha tenido una protagonista femenina que ni siquiera estaba presente: Alexa. La asistente virtual de Amazon se ha convertido en una de las más nombradas en esta feria de Las Vegas. Desde Huawei hasta LG, las grandes compañías están apostando por incorporar esta inteligencia artificial en sus productos. Han elegido su voz y su capacidad de aprendizaje para mejorar la experiencia del consumidor. El mismo propósito tienen los robots de la empresa surcoreana: Airport Guide Robot y Hub Robot, dos aparatos (también con esta voz femenina) de asistencia que trataran de hacernos la vida más fácil, aunque LG no ha especificado cuándo empezarán a estar disponibles. El primero de ellos, de casi tamaño humano, está diseñado para ocupar grandes espacios públicos, especialmente aeropuertos. Allí llevará a cabo tareas de bienvenida y de gestión de horarios, puertas de embarque y distancias. En el caso de Hub, este pequeño robot es más similar a una cibermascota. Su lugar es el hogar, especialmente un hogar conectado. Está ideado para poder dirigir al aspirador, al horno o al aire acondicionado. Además de otras tareas sencillas de asistencia como proyectar vídeos, realizar llamadas o apuntar recordatorios.

Móviles

Apple mantiene su política de no asistir a ninguna feria salvo los eventos que ellos mismos organizan. El pabellón asiático mantuvo la habitual cornucopia de fundas, baterías y complementos para iPhone e iPad, pero sin la creatividad e impacto de otros años. Android reina cada vez con más holgura. Huawei, con el Mate 9 como el móvil más potente de CES, Honor con 6X, ZTE con el nuevo Blazey Asus estrenando procesador de Qualcomm han sido la antesala del Congreso Mundial de Móviles de finales de febrero en Barcelona. Tanto Samsung como LG aprovecharon para renovar la gama media. A falta de grandes lanzamientos sí se confirma al móvil como el núcleo central de control del hogar. Servirá como parrilla de televisión, centro de compras para la nevera, mando para termostatos, luces y cualquier tipo de automatización en el hogar.

Realidad virtual, aumentada y fusionada

Un asistente con la realidad virtual de Intel.
Un asistente con la realidad virtual de Intel. DAVID BECKER AFP
 

La realidad virtual se consolida y se transforma en el CES 2017. A lo largo de 2016 se han asentado las opciones más demandadas de Samsung con Gear y de Facebook con Oculus y han aparecido otras nuevas como Day Dream de Google. Además, la realidad aumentada ha dado un salto con juegos (sencillos, pero exitosos) como el de Pokémon Go, que muestran la esencia de esta tecnología: incorporar elementos virtuales en nuestra realidad. Pero este 2017 las apuestas van más allá. Ya no se tratará solo de introducirnos en un mundo virtual, ni de añadir nuevos elementos al nuestro, sino de hacer una mezcla. Se conoce como realidad fusionada y promete crear una sensación mucho más inmersiva. Intel ha presentado su proyecto Alloy como modelo y referencia de esta tecnología. Todavía incorporando mejoras (sacaran la segunda versión a lo largo de 2017), el CEO de la compañía, Brian Krzanich ha presentado esta tecnología como una plataforma abierta en la que se puedan incorporar otras empresas creadoras de contenido de realidad virtual y aumentada, como Samsung, Amazon, Facebook y Google.

Niños y mascotas

Una infancia plagada de aparatos, no solo videojuegos y ordenadores como las generaciones anteriores. Los niños del futuro se crían rodeados de sensores y estímulos. En el pabellón dedicado a la salud, así como en la zona de innovación Eureka Park, varias empresas mostraron cámaras que analizan los patrones de sueño de los bebés o que ofrecían sensores integrados en la ropa para comprobar temperatura, movimiento o respiración. La información, cómo no, se envía al móvil a padres y, si lo desean, expertos sanitarios. La moda de aprender a programar desde la infancia se potencia con juegos de construcción que enseñan bucles, órdenes o secuencias. Las mascotas se han convertido en otro de los objetivos de las nuevas empresas: dispensadores automáticos y programables, dispositivos de seguimiento, controles de actividad, dieta o sueño. En este apartado se encuentran algunos de los aparatos más extraños de la feria.

Belleza

Con su propia área dentro de CES, la tecnología de belleza trata de despuntar en un entorno todavía muy controlado por los aparatos de salud. Además, de los típicos wearables de control de actividad, sueño, calorías o ritmo cardíaco (que siguen siendo los más demandados), en CES se han mostrado otro tipo de dispositivos que también buscan hacerse un hueco. Desde el espejo “mágico” que analiza el rostro (el estado de la piel, las manchas, las arrugas, los poros…) hasta un peine inteligente que estudia la composición del cabello y qué tipo de tratamientos debes utilizar para mejorarlo.

Archivo extraido de Diario El País.

CONVERSACIONES CON FUTURO | WOLFGANG FEIST

El físico y astrónomo alemán defiende que se puede vivir cómodamente en una casa con el 10% de la energía que consumimos. Basta con construir edificios mejor aislados

123

Hace ya tres décadas, el profesor de la Universidad de Innsbruck Wolfgang Feist (1954) convenció a su familia para mudarse a una casa pasiva, como se conoce a los inmuebles que consumen un 10% de la energía empleada por una vivienda media. Este experto empezó a estudiar en los años setenta las formas de construcción que permiten ahorrar energía aislando los edificios y hoy es, junto al ingeniero sueco Bo Adamson, uno de los principales referentes mundiales en este tipo de viviendas eficientes. Está al frente del Instituto de la Vivienda Pasiva en Darmstadt (Alemania), una organización que impulsa el desarrollo del concepto de estas casas.

De generalizarse este tipo de construcciones, se transformaría el mapa del consumo energético. La implantación de estas viviendas es muy limitada. En todo el mundo solo hay 15.000 inmuebles de este tipo la mayoría están en Alemania y Escandinavia, aunque Bélgica ha empezado a invertir en esta clase de edificaciones para ponerse al nivel de estos países. En España, de momento, solo hay 140 casas pasivas, según la Plataforma de Edificación Passivhaus.

PREGUNTA.¿Qué le costó más? ¿Convencer a su familia o reducir su dependencia de las compañías de energía?

RESPUESTA. Para las empresas yo era un chiflado. No se fiaban de que gastásemos tan poco y cambiaron el contador. Con mi familia fue fácil. Mi mujer es matemática, de mente abierta, y me apoyó. El resto, no es que fueran escépticos, pero trataron de rebajar la aventura: “No hace falta que sea completamente pasiva…”, me decían.

Imagen de una de las casa del proyecto de Casas Pasivas.
Imagen de una de las casa del proyecto de Casas Pasivas.
 

P. ¿Pasaron frío?

R. Ni frío ni calor. Las viviendas pasivas no ahorran energía a costa del confort. No puedes convencer a la gente poniéndoles tres jerséis de lana. Por eso pensamos en ponerle el jersey a la casa. Bien aislado, un edificio consume poca energía. Y aislar no es caro.

P. Antes de su primera vivienda hubo otras iniciativas. ¿La investigación es un trabajo en equipo?

R.Como físico, sabía que había una solución para mejorar la eficiencia energética. Está en la ley de la conservación de la energía: nunca se pierde, siempre va a algún sitio. En EE UU, Dinamarca, Noruega o Canadá, éramos legión los que investigábamos lo mismo. Intercambiábamos información. Los más avanzados estaban en Suecia. Bo Adamson había conseguido aislamientos eficaces de apenas 20 centímetros de espesor. Trabajé como investigador en su universidad, en Lund, y luego colaboramos.

P. Colaboraron en lugar de competir.

“El objetivo económico es una dirección prohibida para la ciencia porque el dinero termina controlándola. Para las cuestiones básicas necesitamos ciencia independiente”

R. Ese es el principio de la investigación científica.

P. ¿Sigue siéndolo?

R. Ha habido cambios en el planeta que demuestran lo peligroso que es competir en un campo así. Si queremos progreso científico, debemos cooperar.

P. Cuando se puede ganar dinero con el conocimiento científico, aparece la competencia.

R. El objetivo económico es una dirección prohibida para la ciencia porque el dinero termina controlándola. Para las cuestiones básicas necesitamos ciencia independiente.

P. ¿El Instituto de la Vivienda Pasiva no es una forma de negocio?

R. Tomamos la decisión de no registrar la palabra ni la marca. No queríamos que una solución se convirtiera en una propiedad. Tenemos una red de certificadores que comprueban la calidad de las viviendas pasivas. Pero ofrecemos la información gratuitamente.

P. ¿Qué hacer para que las viviendas pasivas sean más ayuda que negocio? Hay muchos certificados de sostenibilidad y eso no genera confianza.

R. Hay mucho negocio. Pero lo que define una vivienda pasiva —el hecho de que gaste un 10% del consumo energético empleado por una vivienda media— es mensurable.

P. ¿Ese porcentaje proviene de fuentes renovables?

R. En las ciudades puede provenir de fuentes fósiles. Sucede lo mismo en el campo de la nutrición. Uno puede cultivar sus propias hortalizas, pero eso no es una solución aplicable a una ciudad. Los problemas del mundo no se solucionan con las casas unifamiliares. Se solucionan con los bloques de viviendas. Necesitamos soluciones que funcionen en cualquier sitio.

P. ¿Dónde es más fácil levantar viviendas pasivas?

R. Solo con eliminar algunos errores en la construcción, sería fácil levantar estas casas. Históricamente se han construido más en Alemania, aunque Bélgica está tomando la delantera. Con todo, siguen siendo una excepción: muy poco de lo que se construye es pasivo. La industria de la construcción no quiere adaptarse a los nuevos retos. Sin embargo, la iluminación con ledes ya reduce al 10% el gasto energético, y lo mismo sucedería si las viviendas se aislasen bien.

P. ¿Se podría imponer por ley?

R. La imposición genera resistencia. Tratamos de convencer educando.

P. ¿Cuánta energía solar se obtiene en Alemania comparado con España?

R. Menos de la mitad. Sería mucho más eficiente construir viviendas pasivas en España que en Alemania.

P. Con tanto sol, somos el cuarto país europeo en pobreza energética: un 9% de la población no puede pagar la calefacción.

R. Es una cuestión política con varias soluciones. Consumir menos aislando mejor las viviendas es una. Como científico creo que es mucho mejor que subsidiar las energías fósiles.

P. ¿Priorizar el aislamiento frente al abaratamiento del combustible precisa de una sociedad madura?

R. No podemos esperar a que la sociedad madure. Pero soy optimista. En Alemania, por ejemplo, he visto cómo hemos ido avanzando: tratamos mejor a los inmigrantes, vivimos más, hemos erradicado enfermedades. Ese progreso es mucho más lento que el tecnológico. Por eso deberíamos concentrarnos en mejorar la eficacia para que todos consumamos menos. Los efectos serían extraordinarios.

P. ¿Para qué sirve un edificio pasivo si la ciudad no es sostenible?

R. La pregunta es casi religiosa, ¿merece la pena plantar un árbol cuando el mundo es un desastre? Es fundamental demostrar que hay soluciones. El astrofísico Carl Sagan ha defendido la conciencia de pertenecer al planeta. Parece evidente, pero no nos terminamos de creer que para que la civilización humana sobreviva la clave es estar unidos, no enfrentados. La mayoría de la humanidad vive en ciudades. Por eso el gran reto no es la autosuficiencia, sino el descenso en el consumo. Somos fuertes cuando nos unimos. No cuando nos aislamos.

P. ¿Qué opina de Masdar, la ciudad proyectada por Norman Foster en Abu Dhabi con nulo consumo energético?

R. En el tema energético las soluciones vienen de la unión, no de la separación. Un gueto no puede ser una solución.

P. ¿Reparar es más difícil que pensar desde cero?

R. Mucha gente piensa eso. Pero un científico nunca estaría de acuerdo. Como dijo Isaac Newton, estamos sentados en hombros de gigantes. Él fue uno de esos gigantes. Si tuviéramos que descubrir las teorías que nos han precedido, no podríamos avanzar.

P. ¿Cómo evitar que la sostenibilidad pase de moda?

R. Ha habido modas hasta en las religiones. Y lo que necesitamos son principios que defiendan nuestra humanidad. El pensamiento escéptico lo hace, pero también el último Papa parece defender valores universales. Necesitamos una línea roja que indique, sin género de duda, lo que es bueno y lo que es malo. Como físico y astrónomo tengo una perspectiva a largo plazo. El ser humano existe desde hace 100.000 años. Podría existir un millón de años más. Los mayores problemas de la humanidad provienen de nosotros mismos. Por eso las soluciones deben partir también de nosotros.

Fuente: www.elpais.com  

Más de 200 intelectuales y artistas respondieron la pregunta anual del sitio web Edge; aquí, una selección de lo que se puede leer online

pensamiento-2339414w620

Una citada anécdota -que algunos dicen apócrifa y cuyo personaje central varía según el relato- cuenta que, cuando en las últimas décadas del siglo XIX se difundió en Inglaterra la teoría de Darwin de que los seres humanos descendíamos de los monos, la esposa del obispo de Birmingham reaccionó, espantada: “Querido, esperemos que no sea cierto. Y si lo es, esperemos que no se difunda”.

Esas palabras retoma el sitio web Edge para presentar su ya tradicional pregunta (Edge Question) de este año. En efecto, cada año, el sitio creado por el escritor y editor John Brockman para albergar discusiones sobre ideas innovadoras de los más diversos campos de las ciencias propone una pregunta provocadora a una cantidad de intelectuales, científicos, artistas y escritores. Las respuestas varían de pequeños ensayos a un párrafo, pero todas tienen el espíritu de quienes están pensando en las fronteras de sus disciplinas o cruzándolas. “¿Qué debería preocuparnos?”, “¿Qué noticia científica fue la más importante este año?”, “¿Qué pensás de las máquinas que piensan?” y “¿Qué cambiará todo?” son algunas de las preguntas de años anteriores, cuyas respuestas luego se publican en forma de libros.

Este año, la pregunta fue: “¿Qué término o concepto científico debería ser más ampliamente conocido?” Algo más de 200 científicos de los campos más variados, ensayistas y artistas la respondieron, y sus textos -como todos los de las ediciones anteriores- se pueden leer libremente en el sitio web.

“El libro genético de los muertos”, “el altruismo recíproco”, “la neurodiversidad”, “la segunda ley de la termodinamia”, “el sentido común”, “el realismo científico”, “el principio copernicano”, “el razonamiento basado en casos” y “la materia” son este año algunas de las respuestas, que en su mayoría proponen reflexiones sobre el estatus del conocimiento en el mundo contemporáneo, los modos en que avanza la ciencia, y el papel de la incertidumbre y el azar en ese movimiento.

No es raro que ése sea el enfoque. “De todos los términos científicos que deberían ser más conocidos para contribuir a clarificar e inspirar el pensamiento científico en la cultura general, ninguno es más importante que la ciencia misma -escribió Brockman en la presentación de la pregunta Edge de este año-. La ciencia es nada más y nada menos que el método más confiable para obtener conocimiento sobre algo, sea el espíritu humano, el rol de los grandes personajes de la historia o la estructura del ADN.” Aquí, reproducimos fragmentos de algunos de los ensayos.

El sesgo de confirmación

Brian Eno (artista y compositor)

La gran promesa que trajo Internet era que una mayor cantidad de información conduciría automáticamente a mejores decisiones. La gran desilusión es que la mayor información en realidad conduce automáticamente a más posibilidades de confirmar lo que de todos modos uno ya creía.

El Antropoceno

Jennifer Jacquet (especialista en estudios medioambientales)

Para entender los terremotos en Oklahoma, la sexta extinción masiva de la Tierra, o el veloz derretimiento del manto de hielo de Groenlandia, debemos incluir el Antropoceno: una era que reconoce la fuerza global y geológica de los seres humanos. El Antropoceno […] nos proporciona un concepto que nos da la medida tanto de nuestro poder como de nuestra responsabilidad.

En 2016, el Anthropocene Working Group (Grupo de Trabajo del Antropoceno), con 35 integrantes, casi todos científicos, votó por el reconocimiento formal del Antropoceno como nombre de la actual era geológica. Eso implica presentar ante los popes de la clasificación de las eras geológicas, la Comisión Internacional de Estratigrafía, la propuesta de adoptar formalmente el Antropoceno dentro de las épocas de la Tierra. Toda era necesita un punto de partida, y el Grupo de Trabajo del Antropoceno entiende que ese momento se sitúa a mediados del siglo XX, que se corresponde con el advenimiento de la tecnología nuclear y la industrialización a nivel mundial […].

Ya sea que los expertos geólogos la unjan como una era de manera oficial o no, lo cierto es que gran parte de la sociedad ya ha decidido que vive en el Antropoceno. Los seres humanos somos una fuerza planetaria: desde la era de las cianobacterias no ocurría que un grupo taxonómico fuese tan preponderante y decisivo. Los humanos han demostrado ser capaces de ejercer una influencia trascendente, de destruir la capa de ozono, de cambiar la biología de cada continente, pero al menos hasta el momento, no han demostrado ser capaces de vivir en ningún otro planeta. Tal vez la pregunta más interesante no sea si el Antropoceno existe o cuándo comenzó, sino saber si estamos preparados para ejercer ese tipo de control sobre el planeta.

Las ecuaciones de Navier-Stokes

Ian McEwan (escritor)

Esta pregunta nos hace correr el riesgo de ser como aquel hombre que sólo busca el reloj que se le cayó bajo la luz del poste de la calle: el concepto científico que más amplio impacto tiene en nuestras vidas no es necesariamente el más simple. Las ecuaciones de Navier-Stokes datan de 1822 y aplica la segunda ley del movimiento de los fluidos viscosos de Newton. El rango de aplicación es vasto: pronósticos meteorológicos, diseño aeronáutico y automovilístico, control de la contaminación y las inundaciones, ingeniería hidroeléctrica, el estudio del cambio climático, del flujo sanguíneo, de las corrientes oceánicas, las mareas, las turbulencias, las ondas de choque y la representación del agua en los videojuegos y las imágenes animadas.

El nombre de Claude-Louis Navier está inscripto en la Torre Eiffel, mientras que el irlandés George Stokes, que fue presidente de la Royal Society, es poco conocido fuera del ámbito de la matemática y la física. Entre otros logros, Stokes sentó las bases de la espectroscopía. Haría falta que descendiera entre nosotros un John Milton de las matemáticas para que metamorfoseara esas ecuaciones en lenguaje lírico para que podamos honrar como corresponde su genio y su perdurable utilidad, y dar nueva vida a la gloria de esos dos gigantes de la ciencia del siglo XIX.

El misterianismo

Nicholas Carr (ensayista)

La ciencia progresa con saltos, paso a paso o a los tumbos. Su avance en apariencia inexorable fomenta la sensación de que podemos conocerlo todo, y que debemos conocerlo todo. La idea es que a través de la observación, la experimentación y mucho pensar y devanarse la cabeza lograremos explicar y descular hasta los más oscuros y complejos secretos de la naturaleza: la conciencia, la materia oscura, el tiempo, la historia misma del universo.

¿Y si nuestra fe absoluta en ese rasgo “conocible” de la naturaleza fuese apenas una ilusión, un engañoso exceso de confianza de la mente humana? Ése es el marco conceptual que maneja la escuela de pensamiento llamada misterianismo. Situada en la intersección a veces fructífera y otras veces ríspida de investigación científica e investigación filosófica, el punto de vista misterianista está impulsado por muchos pensadores respetables, desde el filósofo Colin McGinn hasta el psicólogo cognitivo Steven Pinker. Los misterianos proponen que el intelecto humano tiene fronteras y que algunos de los misterios de la naturaleza tal vez permanezcan para siempre más allá de nuestra comprensión.

Argumentan que la mente humana puede ser incapaz de comprenderse a sí misma, que nunca entenderá cómo funciona la conciencia. Pero si el misterianismo se aplica a las obras de la mente, no hay razón para que no pueda aplicarse también a las obras de la naturaleza en general.

El mejor y más simple argumento del misterianismo puede encontrarse en la evidencia evolucionista. Cuando examinamos cualquier otro ser viviente, entendemos de inmediato que su intelección es limitada. Ni el perro más brillante y curioso logrará dominar las matemáticas. Ni el más sabio de los búhos sabe nada de la anatomía de los ratones que se come. Si todas las mentes que ha producido la evolución tienen una comprensión limitada, la lógica indica que nuestras mentes, también producto de la evolución, tienen asimismo sus limitaciones. Como lo señala Pinker: “El cerebro es un producto de la evolución, y así como el cerebro de los animales tiene límites, nuestros cerebros también”.

Pretender que el entendimiento humano no tiene límites es creer en una excepcionalidad humana rayana en lo milagroso, por no decir místico […]. El misterianismo nos enseña humildad. A través de la ciencia, hemos llegado a entender muchas cosas de la naturaleza, pero es mucho más lo que permanece más allá del alcance de nuestra percepción y comprensión. Si los misterianos tienen razón, el logro máximo y definitivo de la ciencia sería revelar sus propias limitaciones.

La letra épsilon

Victoria Stodden (profesora de estadística en la Universidad de Columbia)

En los modelos estadísticos, el uso de la letra griega épsilon es un reconocimiento explícito de que la incerteza es intrínseca a nuestro mundo. El paradigma estadístico contempla dos componentes: los datos o medidas tomados del mundo observable, y los procesos subyacentes que generaron esos datos. La épsilon aparece en las descripciones matemáticas de esos procesos como representación de la aleatoriedad inherente a la generación de los datos que observamos. […]

El uso de la épsilon implica un reconocimiento directo de la incapacidad de predecir el futuro que tiene la investigación basada en datos, sin importar los recursos para la recolección de esos datos ni la forma en que sean computados. […]

Esa incerteza inherente implica que la duda no es algo negativo ni una debilidad, sino una admisión madura y adulta de que nuestro conocimiento es imperfecto. A medida que nuestra recolección y análisis de datos son cada vez más vastos, y que los resultados que arrojan los algoritmos y los modelos predictivos representan una creciente fuente de información, el paradigma estadístico es utilizado cada vez más. Su impacto se puede ver en todos los aspectos de la sociedad: políticas basadas en evidencias, medicina basada en evidencias, modelos de predicción de fluctuaciones de mercado cada vez más sofisticados, redes sociales que se ajustan automáticamente a nuestros patrones de búsqueda previos. El uso inteligente de la información derivada de los modelos estadísticos depende de nuestra comprensión de la incerteza, lo mismo que la planificación política y nuestra comprensión cultural de esa fuente de información.

La honestidad intelectual

Sam Harris (neurocientífico)

Miremos hacia donde miremos, vemos a hombres y mujeres que uno llamaría cuerdos haciendo esfuerzos extraordinarios por no tener que cambiar de opinión. Obvio: a mucha gente no le gusta que la “vean” cambiando de opinión, aunque estaría dispuesta a hacerlo en privado o internamente y en sus propios términos, tal vez a partir de la lectura de un libro. Ese miedo a que nuestra imagen pública se vea perjudicada entraña un error fundamental, y es ahí donde conviene situarse en el lugar, precisamente, de quien nos “ve”: aferrarse obcecadamente a nuestras convicciones más allá del punto en el que su falsedad ha quedado demostrada a las claras no nos hace ver nada bien. […]

La honestidad intelectual nos permite salirnos de nosotros mismos y pensar de formas que a otros pueden (y deberían) parecerles atrayentes. Todo depende de entender que querer que algo sea cierto no alcanza para que lo sea, sino más bien todo lo contrario: debería hacernos pensar que estamos un poco fuera de contacto con la realidad. En ese sentido, la honestidad intelectual hace posible el verdadero conocimiento.

Nuestro progreso científico, cultural y moral es casi enteramente producto de una persuasión exitosa. Por lo tanto, la incapacidad (o negativa) a razonar honestamente constituye un problema social. De hecho, desafiar las expectativas de lógica de los demás -desentenderse de los estándares de razonabilidad que uno mismo les exige a los demás- es una forma de hostilidad. Nuestras vidas son una elección permanente entre la conversación y la violencia, así que hay pocas cosas más importantes que nuestra decisión de apegarnos a la evidencia y los argumentos, nos lleven a dónde nos lleven. La capacidad de cambiar de idea, incluso en temas relevantes -especialmente en temas importantes-, es lo único que nos permite albergar la esperanza de que las causas humanas de las miserias humanas puedan ser finalmente superadas.

Texto extraido de Diario LA NACIÓN

A poco más de un año de su lanzamiento, el repositorio del Consejo ya incluye 10 mil artículos de consulta libre al público.

En agosto de 2015 el CONICET, a través de su Gerencia de Organización y Sistemas, lanzó el Repositorio Institucional CONICET Digital para dar cumplimiento a la Ley 26.899, sancionada en noviembre de 2013, y a su reglamentación. Allí se establece que los organismos e instituciones públicas que componen el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI) y que reciben financiamiento del Estado nacional deberán desarrollar y mantener repositorios digitales institucionales de acceso abierto, ya sean propios o compartidos, donde alojar, preservar y difundir la producción científico-tecnológica que generan.

CONICET Digital está adherido al Sistema Nacional de Repositorios Digitales, dependiente del Ministerio de Ciencia y, a un año de su lanzamiento, ya cuenta con 10 mil artículos del total publicado por sus investigadores en revistas científicas entre los años 2013 y 2016. El acceso a este material es libre y gratuito, a través del sitio web, donde se pueden hacer búsquedas por temas, autor o disciplinas. Prácticamente todos sus artículos se encuentran disponibles a texto completo, salvo en los casos donde existan embargos por acuerdos con las revistas o por resguardos de confidencialidad.

“En 16 meses pusimos a disposición de la sociedad 10 mil artículos, producto de los resultados de investigación financiados o cofinanciados con fondos públicos”, cuenta Lorena Carlino, Coordinadora de Repositorios del CONICET.

“En 16 meses pusimos a disposición de la sociedad 10 mil artículos, producto de los resultados de investigación financiados o cofinanciados con fondos públicos”, cuenta Lorena Carlino, Coordinadora de Repositorios del CONICET. Junto con su equipo de bibliotecarios especialistas realizan un proceso de curaduría a través del cual normalizan los metadatos – es decir la información sobre la publicación y sus contenidos – y analizan las políticas editoriales de cada uno de los artículos antes de su publicación en el repositorio.

A nivel nacional, casi 20 profesionales de distintos institutos colaboran para que CONICET Digital crezca día a día.

“En estos últimos meses hemos hecho un gran esfuerzo y nos pusimos como meta llegar a los 10 mil ítems subidos. En noviembre hicimos un nuevo taller en el que formamos a 10 profesionales de la información de distintas regiones del país para que se sumen a colaborar ‘curando’ el material que se publica en sus zonas o institutos, pero teniendo en cuenta que no es un trabajo individual o de cada instituto, sino que es una tarea de toda la comunidad del CONICET para ponerlo a disposición de la sociedad”, agrega Carlino.

Al momento se realizaron tres talleres para capacitar a bibliotecariosdocumentalistas y archivistas y otros profesionales relacionados con la edición y la información en tareas relacionadas al manejo de material digital y procesos de curaduría. Hoy la oficina técnica del CONICET Digital cuenta con colaboradores en Corrientes, Formosa, Mendoza, La Plata, Puerto Madryn, Salta, Tucumán, Ciudad de Buenos Aires y Córdoba*.

El material que se sube al repositorio es autoarchivado por los investigadores a través del Sistema Integral de Gestión y Evaluación (SIGEVA). Este sistema reúne actualmente unos 850 mil documentos, que incluyen artículos, tesis, libros y eventos científicos, entre otros, y que son producto de las investigaciones de los últimos 10 años en el CONICET, con un incremento anual de unos 60 mil documentos.

“Por otro lado”, comenta Carlino, “para lograr que todo el patrimonio científico tecnológico del CONICET esté abierto a la sociedad más rápidamente mejoramos algunas tareas. Pronto vamos a implementar una forma más ágil de carga de artículos en el SIGEVA que va a permitir no sólo reducir considerablemente el tiempo que le demanda a los investigadores el autoarchivo, sino también estandarizar la descripción del documento para disminuir el tiempo de curaduría”.

Finalmente, y para continuar dando cumplimiento a la Ley, a mediados de 2017 está pautada la incorporación del Plan de Gestión de Datos (PGD). Este instrumento permite a los investigadores planificar el manejo, la preservación y la futura publicación de los datos de investigación, y permite a las instituciones conocer de forma anticipada las dificultades, proponer mejoras y prever necesidades futuras.

Otro proyecto para 2017 es la implementación del Repositorio de Datos de Investigación del CONICET, que es una plataforma donde se almacena, preserva y difunde la colección de datos recolectados en una investigación.

“Son aquellos datos que toman los investigadores durante sus trabajos o campañas, y que al procesarlos y analizarlos se convierten en los resultados de investigación. Son, por ejemplo, las observaciones que realizan durante las salidas a campo, o los datos y materiales que recolectan, que son una fuerte importantísima de información porque en muchos casos no pueden ser replicados”, analiza Carlino.

A través del Repositorio de Datos de Investigación estarían, entonces, disponibles para nutrir investigaciones de otros grupos, y ahorrar tiempo y esfuerzo, entre otras cosas.
“Los Repositorios nos permiten abrir la ciencia, resguardarla y preservarla. En nuestro caso particular son el patrimonio más importante que resulta de los fondos que se invierten en el CONICET. Pero va más allá del mandato de una ley: el fin es lograr construir una ciencia más abierta y esto conlleva un compromiso de toda la comunidad científica, un cambio cultural que requiere tiempo, pero es la forma de contribuir en el avance del conocimiento”, enfatiza.

*Matías Acuña, IBONE.
Rosana Azares e Iván Gruttadauria, IIGHI.
Yésica Etcheverry, CCT Tandil.
Ramiro Tomé, IEGECHS.
Javier Borda Bossana, INTEC.
Maria Beatriz Quirós, CCT Santa Fe.
Yanina Gonzalez, CCT CENPAT.
Beatriz Pombo, CCT Córdoba.
Carlos Flores, CCT Salta.
Claudia Boeris, IAR.
Claudia Gonzalez, IDIHICS.
Claudio Chavarria, CCT Mendoza.
Marina Chimente, CIELS.
Gabriela Diessler, IBYME.
Lidia Ibañez, CINDECA.
Monica Perez, Fundación Instituto Leloir.
Natalia Piccotto, CIECS.
Nancy Lenzo, INTEMA.
Mabel Taljuk, CERELA.
Belén Gallardo, Estefanía Sanz y Ana Cano, Oficina Técnica Central de CONICET Digital.

 

Fuente: CONICET